El Internet de las cosas, o IoT como se le conoce por sus siglas en inglés (the Internet of things), no es un concepto nuevo, forma parte de nuestra vida.Desde hace 30 años se viene trabajando cómo interactuar los objetos de uso cotidiano con el internet, años escuchando sobre: casas inteligentes, edificios modernos que disminuyen el consumo energético, ciudades inteligentes, entre otras cosas, pero ¿nos hemos informado sobre cómo es posible sacar provecho de esta nueva tecnología en beneficio de nuestro negocio?